Consideraciones varias sobre la moneda libre

2021-08-13

Pido disculpas de antemano por lo largo del texto pero sentía la necesidad de decir todo lo que sigue.

Bueno cada uno que certifique o no, deprisa o despacio, si nos enfrentásemos por algo así sería mala señal… Quizá sea bueno darle un repaso a lo que la mayoría ya vemos, pero con frecuencia olvidamos, para coger perspectiva y darnos cuenta de hacia dónde vamos.

Hay que ser realistas ¿Quiénes pueden ahora ser miembros “activos”? Sólo aquellos que tienen algo que ofrecer. La mayor parte de las cosas de uso diario aún no pueden comprarse en junas. Si produces comida, si crías animales, si cultivas plantas de las que se pueden obtener cosas de uso cotidiano, si coses, si arreglas zapatos, si tienes una profesión que puedas desarrollar sin tener que desplazarte a mucha distancia y sin tener que usar materiales que aún no hay en el mercado de moneda libre (circuitos informáticos, combustibles, productos químicos, grandes cantidades de metal o cemento, maquinaria pesada…) si puedes dar clases a distancia, si puedes hacer terapia a distancia (por internet)… En estos casos puedes empezar a desarrollar parte de tu actividad en junas.

Pero la mayoría de la gente (yo incluido) no podemos hacerlo. Un camarero o un cocinero no pueden ofrecer su trabajo a cambio de junas porque en este mercado aún no hay demanda de eso. Un albañil podrá encontrar de uvas a peras un trabajo con alguien que le pague en junas, pero sólo parcialmente porque las materias primas tendrá que comprarlas fuera del mercado “junero”. Un policía, un funcionario, un aquitecto, un administrativo, un basurero… No pueden ofrecer aún nada a este mercado porque o bien sus servicios no los requerimos, o bien los medios que necesitan para desarrollar sus actividades no están disponibles en este mercado.

Lo más que podemos hacer es comprar en junas aquellas cosas que haya disponibles en junas y que, además, nos interesen…porque no tendría sentido comprar cosas que no queremos. Además esto no es tan fácil porque muchas veces las distancias entre el vendedor y el comprador son grandes, eso aumenta los costes y suele obligar a usar medios externos que no cobran en junas. La única opción eficaz son los mercadillos pero aún así implican grandes desplazamientos y una importante inversión de tiempo.

La manera de funcionar ahora (precios subjetivos, importantes desplazamientos para poder comprar o vender…) no tendría sentido si no fuese como “sacrificio” o “inversión” para alcanzar posteriormente un mayor (y suficiente) nivel de eficacia y eficiencia. Ahora es necesario funcionar así, pero si nos quedamos en esto, la juna seguirá siendo casi un dinero de juguete.

La moneda libre tiene un potencial enorme. Las consecuencias de su uso masivo van a ser uno de los factores decisivos para realizar el cambio que se necesita en el mundo.

• No más abusos de gente poderosa que se enriquece con la especulación y la manipulación de los mercados.

• No más ser esclavos económicamente de los bancos.

• No más crisis cíclicas planeadas para mantenernos arruinados y endeudados.

• No más guerras, porque no se podrá pagar lo que la mayoría no quiera.

• No más manipulación mediática porque no pagaremos para que nos digan mentiras…

• No más sobornos y coacciones a los trabajadores para que hagan lo que se les dice desde arriba sin cuestionarlo…

No va a ser un:

“Todo es de todos y por tanto nada es de nadie y todos son esclavos del sistema”

sino un:

“Si quieres, puedes esforzarte más para conseguir lo que busques pero no acumular ilimitadamente. A nadie le falta lo básico y todos son libres”.

La moneda libre nos va a dar libertad y paz, si es que somos capaces de hacerla funcionar de verdad. De nosotros depende.

Esta sociedad, tal como la conocemos, se está derrumbando a pasos agigantados. No hay que ser muy listo para verlo, sólo mirar alrededor y ver la corrupción, la apatía, la ignorancia, el conformismo, el egoísmo y el borreguismo extremo incluso al precio de la propia vida y de la de los seres queridos…

La mayoría tenemos varios conceptos muy equivocados y anclados a niveles tan profundos en nuestro subconsciente que ni siquiera somos capaces de plantearnos que pudiera ser de otra manera. Esos concepto son:

• Hay que ganarse la vida.

• Para ganarse la vida hay que trabajar.

• El trabajo suele ser duro y desagradable.

• No queda más remedio.

• Si yo trabajo, los demás tienen que trabajar por lo menos tanto como yo.

• Si no soy de los mejores tendré malos trabajos y abusarán de mí.

• Tengo que competir para ser de los mejores.

¿No es obvio que esta forma de pensar nos convierte en esclavos, en víctimas?

Olvidamos uno de los principios básicos de la moneda libre: Todo el mundo por el mero hecho de haber nacido y estar vivo tiene derecho a unos ingresos mínimos.

¿No decía Jesucristo que mirásemos a las aves y a los lirios del campo que no trabajan y sin embargo tienen todo lo que necesitan? (Sí, ya sé que habría que hacer matizaciones a esa frase, pero la idea esencial es correcta).

Todos los seres vivos del Universo viven sin hacer nada que no quieran hacer salvo nosotros… Somos esclavos: Esclavos del qué dirán, esclavos del jefe, esclavos de la hipoteca, esclavos de las obligaciones familiares y sociales, esclavos de nuestro piso, de nuestra finca, de nuestro coche… Empezamos siendo esclavos por miedo al hambre, al frío, a la enfermedad… y hemos terminado siendo esclavos por la voluntad de gente egoísta y sin escrúpulos que crearon este sistema que nos estafa y roba.

No hay nada de malo en la renta básica, sólo en nuestro propio egoísmo e inconsciencia.

¿Cuánta gente produce cosas realmente útiles en la sociedad? Muy poca. Alrededor de un 80% de las horas de trabajo se pierden en empleos administrativos (yo tengo uno de esos empleos), empleos especulativos, intermediarios, asesores, requisitos burocráticos innecesarios pensados para sacarnos más dinero, publicidad, manipulación, falsa medicina… Si toda esa gente trabajásemos en cosas verdaderamente útiles probablemente sería suficiente con trabajar un par de horas al día para tener todo lo que se pueda necesitar…

Para mí sería cómodo conformarme con mi trabajo sin sentido y tener mi sueldo seguro a fin de mes, pero veo que si todos hacemos eso la sociedad va directa al abismo, a la catástrofe. No voy a colaborar en eso…

Casi todo el mundo tiene una vocación, salvo aquellos que ya están demasiado degenerados como para tener arreglo… Sólo hay que descubrirla (quien aún no la sepa). Cuando cada uno haga lo que realmente le gusta, disfrutará haciéndolo y lo hará mucho mejor que si lo hace alguien sin gustarle.

• Esto pasará cuando no estemos condenados a trabajar en lo que no queremos para no quedarnos sin casa y sin comida.

• Esto pasará cuando no estemos condenados a trabajar muchas horas por poco dinero.

• Esto pasará cuando no haya bancos, autoridades y delincuentes que se dediquen a buscar la manera de estafarnos, robarnos, esclavizarnos y matarnos.

• Esto pasará cuando tengamos esa “renta básica”.

Puede que muchos cuando vean que tienen un ingreso fijo decidan no trabajar en nada… Está bien ¿Y porqué no? Podrán vivir. Podrán relajarse. Podrán encontrar paz, dejar de competir y dejar de tener miedo al mundo. Tendrán que aprender a vivir con lo justo y la mayoría, al final, encontrarán algo que les motive, algo que harán con gusto e incluso gratis. Unos acabarán esforzándose para lograr tener algo que desean, otros para ayudar a otras personas, otros por puro aburrimiento… y otros se limitarán a vivir sin hacer nada. No hay nada de malo en eso y quien crea que sí que lo hay todavía está condicionado por el sistema. Cada uno recibe en función de lo que da. Si das menos recibes menos. No hay nada de malo en no ser ambicioso. Normalmente las personas que viven sin ambición ven las cosas más claras que los que se olvidan de sí mismos mientras persiguen objetivos.

Otros se dedicarán a estudiar, a desarrollarse espiritualmente, a tratar de entender el mundo, entenderse a si mismos y, aunque tarden, al final aportarán grandes cosas.

Suelen poner a la antigua Unión Soviética como ejemplo de que el comunismo y la renta básica no funcionan. Del comunismo no voy a hablar porque no me interesa la política, pero sí que tengo que decir que uno de los motivos por los que aquello no funcionó no fue la renta básica sino la corrupción de los dirigentes (nacionales y locales). La gente quería prosperar pero los poderosos apoyándose en los fanáticos y en el miedo, confiscaban todos sus beneficios y les dejaban apenas con lo justo para sobrevivir alegando que había que repartirlo entre todos. Por supuesto esos mismos poderosos (como casi siempre) se quedaban con la mayor parte para ellos mismos. Esto desmotivó a todos y dejaron de esforzarse. Normal ¿Para qué vas a esforzarte si te van a quitar el fruto de tu esfuerzo?

La moneda libre no tiene este peligro porque nadie manda. No hay una autoridad que cobre impuestos. Todos tienen autonomía para elegir su trabajo y hacerlo a su manera ya que saben que por lo menos van a tener un sitio donde vivir y comida en el plato. Nadie va a venir a quitarnos lo que tenemos diciendo que es la autoridad y que tenemos que repartir. Nadie va a especular con nuestro dinero. Nadie va a tener el poder de fabricar dinero a costa de los demás… Sí. Va a haber una renta básica, pero va a ser eso: básica. Será para tener un techo modesto y la comida básica. El que quiera algo mejor tendrá que ofrecer algo con lo que comerciar, pero ya no será por imposición sino por elección.

No hay que tenerle miedo a la renta básica. En cualquier caso está claro que ahora aún no puede funcionar. El sistema en el que hemos vivido está demasiado fuerte todavía pero eso está cambiando y cuando todo se hunda y las monedas oficiales actuales pierdan todo su valor, serán las monedas alternativas las que podrán crear mercados alternativos y será la moneda libre la que nos dará la oportunidad de dedicarnos a lo que de verdad nos guste.

Es posible que algunos vengan a la moneda libre buscando vivir sin trabajar y sin aportar; a ser simplemente parásitos. Pero eso no les va a permitir tener gran cosa, lo justo para no morirse… No serán mayoría y si hay unos pocos ¿Qué más da? ¿Quiénes somos nosotros para decidir cómo han de vivir los demás? Siempre ha habido gente pidiendo limosna. Ahora existe el desempleo y los subsidios… Tenemos sanidad supuestamente gratuita y universal… Estamos destinando una parte importante de la riqueza que producimos con nuestro trabajo a temas sociales, muchos de ellos tapaderas de gente que sólo quieren lucrarse… Con la moneda libre no va a ser peor porque los corruptos (por llamarlos de alguna manera) no podrán manipularla, ni especular con ella, ni acumularla… y como no podrán enriquecerse con ella no la querrán.

Lo que sí que es cierto es que puede haber gente infiltrada por parte de los poderes económicos actuales que trate de hacer que este proyecto fracase. La mejor manera de evitar esto es ciertamente conocer en persona a los miembros y ser un poco exigente en esto; pero eso no tiene que implicar aplazar las certificaciones sino, en todo caso, esforzarse un poco más en obtener la información necesaria (consultando a otros miembros, compartiendo alguna actividad en común, yendo de visita… como sea). No se trata de poner condiciones o requisitos sino de crear esa red de confianza. Lo que ahora hay con los bancos no es confianza. Nadie confía en los bancos. Simplemente es miedo. Nadie ve otra alternativa y usan las monedas oficiales porque no les dan otra opción y no les queda más remedio.

Siempre habrá alguien con malas intenciones, o con buenas intenciones pero con métodos equivocados. Siempre habrá ladrones, gente violenta, estafadores, manipuladores… que buscarán otras formas de conseguir poder sobre los demás. Al menos los habrá mientras estemos en este mundo, pero eso es así incluso entre gente más despierta que nosotros. Es responsabilidad de cada uno (hasta donde su influencia pueda llegar) usar su conciencia para evitar que estas personas causen daño.

No sé mucho de informática pero el principal peligro que veo es que se caiga Internet, que haya ataques masivos a todos los servidores y ordenadores de los que depende la moneda libre (o a todos en general) y dejemos de poder acceder a nuestras cuentas. Eso debe prevenirse. Por lo que sé se están creando redes alternativas… También podría ser que un equipo de hackers lograsen apoderarse de todos los servidores pero ¿Qué daño representaría eso? Ellos no se podrían beneficiar mucho de una moneda que no usan y que, en caso de que la usen, no permite acumular grandes cantidades, y los demás siempre podemos volver a empezar de cero si es necesario. Esta moneda no es para hacer negocios, sino para vivir en paz. No perderíamos demasiado.

El éxito de la moneda libre, mientras existan bancos y gobiernos, consiste en extenderse tan rápido que cuando quieran reaccionar ya casi nadie esté en sus manos. Esta moneda no podrá desarrollarse plenamente mientras el actual sistema socio-político-económico siga funcionando porque perseguirán e ilegalizarán todo aquello que vaya contra el propio sistema. Ya sabemos que esto ha pasado antes en la historia. La moneda libre se extenderá en forma latente (en un perfil bajo, como dicen ahora) y alcanzará su plenitud de forma repentina cuando el sistema actual empiece a fallar tanto que la gente no tenga más remedio que buscar alternativas. Entonces todos esos miembros no activos que habrán acumulado cierta cantidad de junas se activarán y todo empezará a funcionar intensamente.

La cocreación de la moneda es una idea genial pero inútil si la condicionamos a la productividad. El sentido de crear moneda es liberarnos de todos los condicionamientos que supone el hecho de que la creen otros en vez de nosotros.

Respecto a qué valor darle a la juna, no se trata de equiparar las junas a ninguna moneda oficial pero sí que convendría hacer una estimación del gasto mínimo de una persona al mes para sobrevivir y usar como referencia (opcional/orientativa) que el total de junas ingresadas al mes sirva para adquirir esos bienes mínimos indispensables para sobrevivir. (Por ejemplo pagar luz, agua y comida)

Para mí la verdadera importancia de la moneda libre es que podemos formar una enorme infraestructura que se activará cuando llegue el momento. Y ese momento no está tan lejos como puede parecer…

Si queremos que funcione y sea fuerte debemos basarnos en la honradez, la confianza consciente, el altruismo y la ley natural. No pensemos que cuando la moneda libre empiece a funcionar mejor no va a recibir ataques. Seguramente recibirá muchos y de todo tipo. Es la esencia misma de su creación lo que la hace incorruptible.

Pues para abrir el debate y puesto que sigo pensando que las consideraciones finales no concuerdan con mi forma de pensar, comienzo por una pequeña historia.

La historia comienza en Junia, una isla paradisíaca rodeada de todo aquello que un ser humano pudiera necesitar para vivir, eso sí, sin luz, ni calefacción, agua caliente, ni un triste inodoro … Estamos en una isla muy fértil, con una cascada y un lago dulce… Punto.

En Junia existe una moneda, la June, una moneda que reciben todos sus habitantes y con un sistema que hace que cada persona habitante reciba una moneda diaria, así todos podían tener dinero para intercambiar y poder comprar lo necesario.

En la isla vivían 5 familias y con la idea de recibir dinero todos los días, 3 familias entendían que no tenían que hacer nada porque ganaban dinero y con el podian comprar a las otras familias que se habían ofrecido para la recogida de comida por la isla, ir a por agua, hacer masajes, cortar la leña para cocinar la gastronomía que una de las otras familia desarrollaba.
Estas dos familias solo podían cobrar todo el dinero que las otras tres generaban al día que era 1 Juna por habitante.
Entre las familias que hacían las cosas y al tener dinero comenzaron a construir una casa, y al final las dos familias consiguieron tenerla, eso sí, subiendo el precio de la comida, recogida de leña y masajes en la isla.
Como las otras tres familias no tenían más dinero para pagar, tenian que pedir prestado el dinero Y cubrir lo que les faltaba… Y ese préstamo se tradujo en que para conseguirlo tenían que trabajar ayudando en hacer las casas de los otros o por el contrario ir ellos a por su comida y agua.

Resumiendo… El dinero puede crecer en los árboles, nacer como las lechugas o recibirse todos los días en tu casa, al final va a servir como una manera de Poner valor a un intercambio,. ¿qué intercambiamos?
En el caso de la isla… trabajo.

Una moneda construida libremente no implica que puedas ser libre… al final tu libertad tiene que ver con la economía … con el poder que tiene el que la maneja.
Las dos familias que trabajan son más libres que las otras tres que Inicialmente no lo hacen, porque al final siendo dueños de la economía (del griego οίκος – “casa” y νέμoμαι – “administración”) de la isla, consiguen establecer un mercado donde ellos ponen el precio, consiguiendo que el resto tenga que hacer cosas que no querían realizar.
Yo no apuesto por una renta en dinero, apuesto por un trabajo digno, libre y compensado equitativamente.
Entonces sí creo que con esa economía social, conseguiremos ser muchísimo más libres.
No mezclemos, compartir es vivir.

En Junia se organizaron el trabajo, entendieron la moneda, construyeron muchas casas… y el que no quería compartir acabo por entender que para vivir… Hay que aprender a compartir e intercambiar también las cosas que a nadie le gusta.
Y en colorines y colorando …con la G1 estamos comenzando.

2 Me gusta

Gracias por la intervención. Haciendo ver los presuntos fallos de cada punto de vista es como podemos aclararlos o corregirlos según el caso.

Es obvio que si nadie trabaja no se genera lo necesario para vivir y por mucho dinero que tengas no te sirve de nada.

Estoy de acuerdo en que si unos nunca trabajan y otros sí, los que trabajan al final acabarán imponiendo los precios y las normas y los que no trabajaban no tendrán más remedio que colaborar para poder conseguir el dinero para pagar lo que ellos mismos no han querido producir.

No digo que la renta básica sea para poder vivir sin trabajar. Pero sí es para no tener que trabajar jornadas interminables a cambio de una miseria.

La renta básica ha de servir para que si tienes un problema, una enfermedad o un proyecto que no va a generar beneficios hasta que esté totalmente implementado, puedas sobrevivir mientras tanto. Y esto, sin que nadie te pida explicaciones o te ponga condiciones.

La renta básica por sí sola no funcionaría. Ya hemos visto y estamos viendo cómo muchos gobiernos la prometen para así tener el voto de quienes no quieren o no pueden trabajar, pero luego no la establecen o lo hacen en cuantía mucho menor de lo prometido y con muchas condiciones, porque saben que la maquinaria productiva se pararía si la gente se acomodase. La renta básica así entendida nos lleva a depender de quien nos paga y, al final, a los abusos y a la esclavitud.

La renta básica ha de ser un medio para poder dejar un trabajo en el que te explotan y no quedarte en la calle.

La renta básica es una manera en que podríamos liberarnos del actual sistema económico que nos esclaviza y nos deja a merced de las malas personas y de los incompetentes que tienen poder a pesar de su incompetencia.

El sistema actual no sólo nos obliga a competir incansablemente con los demás para simplemente sobrevivir, sino que además se lleva una parte muy grande de lo que producimos, no para usarlo por el bien común, sino para el beneficio de muy pocos…

Quizá desde el punto de vista de aquellos a los que les va más o menos bien
• porque son más listos, más fuertes, más rápidos, más resistentes o más eficientes,
• porque han tenido más suerte,
• porque en su casa había suficiente dinero para darle unos buenos estudios,
• porque tienen trabajos bien pagados y en los que se respetan sus derechos,
• porque sus países no están bajo la explotación abusiva y descarada de otros…
• porque no tienen que esforzarse mucho o
• porque tienen la suerte de disfrutar de lo que hacen,
quizá desde el punto de vista de esas personas, la renta básica sólo sea una fábrica de vagos y parásitos; pero esa no es la idea. Hay que entender esto.

En la isla que cuentas quizá las familias trabajadoras decidieran ser justas y no explotar a los que no querían trabajar. Quizá se limitaron a dar una cantidad justa de dinero, comida, o lo que sea, a cambio de las horas trabajadas por los otros. Quizá simplemente trataron de hacer ver a los otros la necesidad de colaborar en la producción de lo necesario y, así, nadie se enriqueció injustamente, nadie fue explotado, ni esclavizado, nadie fue endeudado de por vida y, al final, poco a poco cada uno fue encontrando la forma en que a él le gustaba más ayudar, o se le daba mejor.

Pero quizá esas familias diligentes decidieron sacar ventaja de la posición a que habían llegado y aprovecharon para esclavizar económicamente a los que no querían trabajar. Esto es lo que viene ocurriendo desde hace muchos siglos. No es justo que algunos vivan sin aportar nada al entorno. Tampoco es justo que los que están en posición ventajosa abusen de los que no lo están. Como en todo, hay que buscar el equilibrio, y el equilibrio no puede encontrarse si no hay buena y sincera voluntad.

El problema no es que haya una renta básica y universal. El problema somos las personas. El orgullo, la envidia, la codicia, el resentimiento, el egoísmo…

Se me antoja imaginar que en algún momento de la antigüedad, si es que no lleva ocurriendo desde el inicio de la vida, ocurrió una de dos cosas:

• Los negligentes trataron de arrebatar a los diligentes lo que con tanto esfuerzo habían conseguido y entonces los diligentes se organizaron para hacerles frente, defenderse y probablemente hacerles pagar caro su atrevimiento.

O bien

• Los diligentes se cansaron de que los negligentes vivieran a su costa y decidieron dejar de relacionarse con ellos y de venderles productos que, en opinión de los diligentes, los negligentes no se habían ganado y a los que, por tanto, no tenían derecho. Además el dinero que les cobraban no servía mas que en los intercambios entre diligentes porque los negligentes no tenían nada que vender.

Seguramente no fue ni una cosa ni la otra sino una mezcla gradual de ambas.

Es obvio que la renta básica no sería la solución a este tipo de problemas, si no más bien una de las causas. Por eso la renta básica ha de ser realmente básica. Lo justo para no vivir en la calle y no morir de hambre. A partir de ahí, el que quiera algo que se lo gane. Pero la G1 es mucho más que una renta básica (que también lo es) y ahí está su potencial. La G1 evita que los que tienen más abusen y evita que los que tienen menos se acomoden. El punto medio se alcanzará por sí solo.

Es una preocupación extendida que la gente deje de producir si ve que tienen lo necesario para vivir aunque sea rayando en la escasez.

Puede que la mayoría quieran vivir del cuento y cuando vean que no pueden hagan revueltas, guerras… De hecho no sería la primera vez que ocurre. En este caso este mundo está perdido y ya nadie va a poder impedir que acabe mal.

Pero también puede que haya un porcentaje significativo de personas que realmente quieran hacer cosas, que quieran aportar a su manera y de forma altruista y a quienes les vendría muy bien tener la suficiente autonomía para poder dedicarse a eso que les gusta y con lo que van a generar riqueza.

Yo no creo que la mayoría de la gente quiera vivir sin trabajar. A casi todos nos gusta hacer algo creativo, algo útil, aprender, hacer la vida más agradable, colaborar con quienes tienen inquietudes parecidas a las nuestras… Cuando no se nos obliga, la mayoría somos creativos y productivos. Incluso mucha de la gente que sólo piensa en divertirse, al final se cansa de tanta juerga y busca algo que hacer. Ya lo dice el refrán: “Cuando el demonio no tiene nada que hacer coge la escoba y se pone a barrer”.

Lo que nadie quiere, yo el primero, es ser explotado, que abusen de nosotros, que vengan personas torpes, o malas y nos impongan cosas injustas por el simple motivo de que el sistema les ha puesto en un lugar de poder… Yo he vivido esto durante años y tengo a mi alrededor a muchas personas trabajadoras y eficientes que son explotadas a diario. Esto, si la moneda libre se extiende lo suficiente, será imposible. Considero que el exceso de diligencia enfocado al eniquecimiento especulativo es una de las causas de las injusticias tan grandes que vivimos a diario. Hay de sobra para todos si se trabaja y se vive con conciencia. La renta libre no es la solución a todos los problemas pero sí que aliviará mucho a los que se están llevando injustamente la peor parte.

Esto no es algo que sea demostrable. Es mi opinión. Con el tiempo iremos viendo…

Una vez visto en la isla como las 3 familias se dieron cuenta que para evitar que nadie maneje su libertad tenían que participar de alguna manera en las actividades sociales desarrollando un trabajo digno y remunerado, las cinco familias en la isla se pusieron a establecer una lista de trabajos priorizando las cosas que creían necesarias para poder subsistir.
Alimentarse, beber, refugiarse y estar seguros así como calentitos, fue lo que decidieron en primer lugar.
Cinco cosas y cinco familias, un reparto en el que estuvieron todos de acuerdo y donde todos desempeñaban un trabajo … un trabajo básico donde todos ponían su tiempo a modo de renta básica, una renta que ofrecía lo que todos ansiaban por tener principalmente.
Para alimentarse y beber algunos estudiaron agroecologia, para refugiarse se formaron ingenieros y arquitectos, para ofrecer seguridad y salud se utilizó la medicina natural, la que había … De esta forma la renta y el trabajo básico eran una misma cosa y todos recibían una “dosis” de aquella renta que se pactó como mínimo para poder vivir allí.
Evidentemente en la isla había personas más conformistas que otras. Todas recibían y ofrecían a los demás esa renta básica en forma de diferentes cosas, y además, no nos olvidemos, seguían co-creando todos los días un dividendo universal, que en forma de Junas iban inyectando monedas para realizar muchos otros intercambios, pues los menos conformistas y más ambiciosos en conseguir comodidades o gastronomía diferente pagaban a otros por tener más servicios extras que los considerados básicos o comunes.
Este concepto de renta básica o común implicaba una sola cosa: todos y cada uno de los miembros de la sociedad tenía el derecho y la obligación a recibir y establecer una labor para la comunidad. Esa labor es un compromiso libre y aceptad y es el que nunca puede faltar para que podamos seguir adelante.

1 me gusta

Me gustaria aportar mi visión sobre lo que podría significar la co-creación en esta isla llamada Junia. Sigo con la historia:

Al cabo de un tiempo, las 5 familias de la isla se dieron cuenta de que tenian necesidades muy parecidas y que toda forma colectiva de cubrirlas era necesaria para su desarrollo. Tenian que crear una forma de gobernarse y, después de pensar en crear un Ayuntamiento o Gobierno Autonómico como tenian otras islas vecinas, se dieron cuenta de que dicha creación tenia el peligro de que unas famílias pudieran tener demasiado poder sobre las otras y que la forma de organizarse tenía que ser una auto-gobernanza totalmente descentralizada.

Por eso obtaron por crear pequeñas estructuras colectivas que se financiaban a través de la puesta en común de parte de la creación monetaria de cada individuo de la isla. Y así lo hicieron. Crearon cooperativas de alimentación, limpieza, educación, sanidad, y poco a poco, de todas las necesidades colectivas que compartían. Las cooperativas daban trabajo remunerado a quién quisiera participar en su desarrollo y estaban gobernadas por una asamblea de todos los individuos que colaboraban económicamente a través de la colectivización del Dividendo Universal.

Había cooperativas que muy rápidamente agruparon a las 5 famílias, mientras otras cooperativas solo estaban formadas por algunas de ellas. De esa forma, nadie tenia poder sobre las otras y todos los individuos que quisieran podían tener derecho a la sanidad, la educación, la alimentación o a la necesidad colectivizada que escojieran.

Y entonces se preguntaron: ¿Qué es una renta básica? ¿Es tener dinero gratis? ¿O es poder tener la seguridad de que vas a cubrir tus necesidades básicas, participando democráticamente y descentralizadamente de su gobernanza y desarrollo?

2 Me gusta

Me voy a salir un poco de lo que es la moneda libre y me voy a ir al terreno “filosófico”…

Si bien estoy convencido de que la moneda G1 es un sistema mucho mejor que el que impera en la sociedad actualmente, también creo que ningún sistema es perfecto y sólo funcionará en la medida en que quienes lo aplican sean personas conscientes, honradas y generosas.

En realidad cualquier sistema funcionaría bien si todo el mundo fuese como se debe ser… pero ya sabemos que en este mundo eso no ocurre.

Yo también pienso que la descentralización y el cooperativismo son más justos que los sistemas jerarquizados y globalistas pero tienen el inconveniente de que no disponen del mismo poder y velocidad de reacción ante agresiones exteriores que estos últimos.

En un mundo en el que la mayoría de la gente duerme y no quiere despertar, en un mundo en que las masas son tan fáciles de engañar, condicionar y manipular, es difícil hacer funcionar bien sistemas en los que todo el mundo tiene voz y voto. Esto suele acabar en divisiones y enfrentamientos que, a la larga, pueden degenerar en cosas peores… Aún así, ya estamos viendo en qué acaban los sistemas jerárquicos globalistas. Los descentralizados y cooperativistas difícilmente serán más perjudiciales…

Creo que muchos que ahora temen por su trabajo, por su casa, por su familia… Cuando se vean liberados de esas preocupaciones, se volverán más generosos y colaboradores. Esto ayudará a formar una nueva sociedad basada en la nobleza de corazón y no en la competitividad. Pero también habrá quienes sintiendo que tienen lo básico asegurado se abandonen y dediquen el tiempo a pensar cómo aprovecharse de los demás.

La conclusión probable es que en un futuro próximo la sociedad empezará a dividirse entre los que luchan por construir un mundo mejor y los que sólo quieren vivir bien y mantener el sistema actual. No tengo ni idea de a qué nos llevará esa división pero la veo inminente e inevitable. En cualquier caso tengo claro qué opción escojo yo.

Bueno. Creo que he dejado una sensación de cierto derrotismo… Es cierto que para mi forma de verlo todo está muy mal, pero estoy convencido de que vienen un cambio enorme que pocos esperan y que va a transformarlo todo paera bien. Esto no es tema para este foro…

[En realidad cualquier sistema funcionaría bien si todo el mundo FUESE COMO SE DEBE SER… pero ya sabemos que en este mundo eso no ocurre.]

No sé exactamente como debe ser la gente, no creo que nadie tenga que ser nada en especial, seguramente en cualquier tipo de sociedad habrá ladrones, psicópatas, mentirosos compulsivos y maleantes … es la gracia de ser humano y racional, podemos pensar, tramar, conspirar libremente.

Entiendo que en una sociedad menos agresiva como la actual (infinitamente menos), con las necesidades básicas organizadas para que nunca falten, con un sistema donde no existe la propiedad de emisión del dinero, ni siquiera la de los recursos básicos … la motivación de las personas serán diferentes y además estarán mas enfocadas hacia el desarrollo espiritual, el materialismo dejará de tener mucho significado en esta sociedad.

Seguramente seguirán habiendo abogados y jueces, habrá leyes y sanciones … siempre ha sido un recurso necesario para dirimir contiendas en las sociedades. Pero esta vez, seguramente también, no habrá corruptelas en su desarrollo.

La corrupción viene de la mano del dinero, y en el caso de la moneda libre, puede seguir habiendo corruptelas… pero el dinero no será el motivo principal.